Pasaporte

Desde el 1 de octubre de 2.004, todos los perros, gatos y hurones de e la Unión Europea deben tener un único modelo de pasaporte para desplazamientos entre los países miembros; con ello, se facilita el libre movimiento.

El establecimiento del modelo de pasaporte es uniforme en todo el territorio nacional, y su puesta en marcha competencia de las Comunidades Autónomas. Tiene unas medidas predeterminadas, las cubiertas de color azul y las estrellas de los países miembros en amarillo, con las palabras “Unión Europa” y el nombre del Estado miembro.
Este único documento veterinario utiliza el idioma oficial del país de procedencia y el inglés, y refleja el número de identificación del animal que se corresponde con el número del microchip.

En el pasaporte también se certifica que se ha vacunado a los animales contra la rabia, y contiene detalles sobre otras vacunaciones, incluso las que no obliga la ley. Asimismo, incluye una sección sobre exámenes clínicos y legalización, de manera que posibilita su uso para desplazamientos fuera de la Comunidad Europea.