Asociacionismo científico - veterinario en Navarra

Tras la primera república se comenzaron a crear numerosas asociaciones profesionales por todo el país. En concreto, la primera asociación científico – veterinaria que se fundó fue la Navarra, que presidió Simeón Anaut, actuando como secretario Gregorio Arzoz. La reunión inaugural se celebró en Pamplona el 23 de abril de 1880, por tanto, se han cumplido 125 años. Una reunión previa a su constitución se llevó a cabo el 19 de febrero de 1880, con Juan Monasterio de presidente, Gregorio Garjón de secretario y Gregorio Arzoz de vocal. La sociedad editó una revista titulada "El Monitor" entre 1880 y 1884. En ella se recogieron todos los trabajos pioneros en España de la vacunación contra el carbunco.

En el discurso inaugural, Juan Monasterio Corroza explicó la importancia de la profesión, "y si la responsabilidad del veterinario es grande, tanto mayor es la satisfacción al considerar el inmenso beneficio que reportan nuestros semejantes, también la riqueza pecuaria, esa fuente inagotable de producción auxiliar del hombre, brazo imprescindible de la agricultura, cimiento sobre que se elevan las industrias, y alimento universal, hemos de tratar en sus dolencias, aplicando la ciencia médico – quirúrgica", hizo una llamada a la unidad, "agitémonos para contribuir por la unión y la perseverancia a que la ley sea respetada", y felicitó a Gregorio Arzoz, Celestino Dornateleche y Agustín Alducín por haber sido "los compañeros nuestros iniciadores de la idea que ha producido la creación de esta asociación".

A continuación, se trascribe el acta de esta primera Asamblea:

"En la ciudad de Pamplona, a 23 de abril de 1880, previa invitación por medio de circular dirigida al efecto por la comisión nombrada para ello; se reunieron 52 profesores de veterinaria, y por el presidente D. Juan Monasterio, precediendo un limitado discurso, se expuso: que el objeto de dicha reunión era con el fin de inaugurar la Asociación científico – veterinaria de Navarra, para protegerse mutuamente en el ejercicio de la práctica de la profesión, en beneficio de la prosperidad de la facultad.

Acto continuo dio las más expresivas gracias a todos los asistentes, y estos a la vez, haciendo uso de la palabra, pintaron con su verdadero color el estado de la profesión, y consideraron uno de los medios más eficaces para levantar la profesión a la altura que la corresponde, la realización del acto que se estaba verificando.

Seguidamente se dio lectura al reglamento que con anterioridad se tenía redactado, y mediante una discusión razonada de alguno de sus artículos, se aprobaron por mayoría todos los de que consta dicho reglamento; acordando además el que se imprima y remita un ejemplar a cada una de las asociaciones profesionales existentes, así como una copia de la presente acta. Últimamente, en conformidad con lo que dispone el art. 14 del reglamento, se procedió al nombramiento de la junta directora y fueron elegidos por unanimidad: Presidente, Simeón Anaut, Vicepresidente, Gregorio Arzoz, Secretario, Mariano Aguirre, Vicesecretario, Gregorio Garjón, Tesorero, Francisco Echarte, Contador, Agustín Alducín, Vocales, Zoilo Olalquiaga, Germán Echavarren, Antonio Ruiz, Celestino Dornaleteche, Ramón Inda y Joaquín Goñi; y como vocales agregados los Subdelegados de todos los distritos de la provincia.

En este estado la sesión,que eran las cinco y media, tomó posesión la junta directiva, y teniendo presente el cansancio producido por la larga duración de la sesión y la premura del tiempo para los socios que habían de regresar a sus partidos, se dio por terminada la sesión con la inscripción de 70 socios de número (siguen las firmas, etc. Es copia).

Pamplona 30 de abril de 1880.
El Secretario, Mariano Aguirre".

Volver